Logotipo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día
Logotipo del sitio web de la Adventista del Séptimo Día de Burleson

Campamento juvenil deja buenas memorias

Molestias comparablemente pequeñas no obstante

El club de Conquistadores en uniforme frente a su campamento.
El club de Conquistadores en uniforme frente a su campamento.

Un viaje largo, supervisión continua, gente extraña, poco tiempo para dormir, y largas filas para usar baños portátiles no parecen los mejores ingredientes para producir las mejores memorias. A pesar de ellos, los jóvenes de nuestra iglesia aún recuerdan plácidamente su experiencia en el reciente campamento internacional del club de Conquistadores.

Por encima de todo, el evento, que reunió del 11 al 16 de agosto a más de 40,000 personas en un campo de aviación en Oshkosh, Wisconsin, parece haberles dado una perspectiva diferente de la iglesia adventista y el papel de la juventud en ella. "Yo nunca pensé que hubiese tantos jóvenes adventistas," dijo Noé, uno de los chicos que asistió. "Hubiera sido aún mejor si hubiese sido más largo," añadió él.

"A mí me abrió los ojos ver tantos Conquistadores juntos," dijo Yorleny, que también hizo el viaje de más de 2,000 millas de ida y vuelta. El trayecto incluyó los estados de Oklahoma, Missouri e Illinois y varias paradas en parques naturales y lugares históricos. Pero fue el campamento mismo lo que más quedó en la memoria de estos jóvenes.

Titulado "Siempre Fieles," el campamento, también llamado camporí o campestre, resaltó la experiencia de Daniel, el personaje bíblico que desde su juventud demostró gran fidelidad a Dios. Cada noche hubo presentaciones que Vanesa, otra chica miembro del club de Conquistadores de nuestra iglesia, describió como "muy interesantes," añadiendo que de alguna manera "mantenían tu atención."

Quizá una de las razones por la que la atención de los chicos se mantuvo cautiva fue el hecho de que no les era precisamente muy fácil recargar sus teléfonos móviles. De no ser por el campamento "no creo que habría alguna vez pasado una semana completa sin usar mi teléfono," recalcó Vanesa. Lo cierto es que no faltaron cosas interesantes que ver y hacer tampoco.

Julian, otro de los muchachos, quedó fascinado con los fuegos artificiales de la última noche del evento. "Impresionantes," es como él los describe. Vanesa todavía recuerda vivamente una muy precisa marcha ejecutada por un grupo filipino. "Tenían cada movimiento sincronizado," dijo.

Yorleny por su parte se dio gusto con un intercambio de botones entre los diferentes clubes. "Podías conocer a otros chicos y regatear con ellos," es lo que ella recuerda. Isaac, uno de los chicos más jóvenes de nuestro club de Conquistadores, no se olvida de unas presentaciones con títeres.

Otra experiencia memorable fue el descubrir cuan entrañable la amistad entre nuestros jóvenes es. Cuando Kalindi, una de las chicas, se enfermó y fue llevada al hospital, Vanesa dice haberse dado cuenta "de cuanto Kalindi significaba para ella." "Me puse a llorar" añadió. Isaac, por otro lado, nunca había tenido la atención de tantas chicas al mismo tiempo. "No supe que hacer," dijo él.

A pesar de tener que tomar duchas de solo cinco minutos, no haber tenido tantas actividades al aire libre como hubieran querido, tener que levantarse temprano durante sus vacaciones, dormir con frío, no tener videojuegos, y tener que pisar sobre lodo para ir de un lugar a otro, nuestros chicos demostraron ser más adaptables de lo que ellos mismos creían, y consiguieron disfrutar del campamento.

, el autor, es bibliotecario universitario. En su tiempo libre, disfruta andar en bicicleta, la jardinería y pasar el tiempo con su esposa, Sonia, sus hijos y amigos.

El club de Conquistadores al pie del Gateway Arch en Saint Louis, MO.
El club de Conquistadores al pie del Gateway Arch en Saint Louis, MO.
Caminando por un parque en Saint Louis, MO.
Caminando por un parque en Saint Louis, MO.
Descansando en el camino a Oshkosh.
Descansando en el camino a Oshkosh.
El club de Conquistadores con padres y consejeros.
El club de Conquistadores con padres y consejeros.
Algunos agentes del cielo tras otra noche fría y un amanecer temprano.
Algunos agentes del cielo tras otra noche fría y un amanecer temprano.
comments powered by Disqus